El sabor de una foto

Sin título-2.jpg

Buscando entre carpetas casi olvidadas, suelo encontrar ciertos tesoros. Como esta foto, la cual forma parte del que fue el primer portfolio fotográfico de mi vida, uno que presenté como parte del examen de ingreso a la escuela donde estudié fotografía en Barcelona.
Si cierro los ojos, puedo ver claramente el momento en el que tomé esta foto… Esa mañana había recorrido el Mercat de La Boquería pues tendría una cena con unas amigas en casa. El color intenso de las cerezas y el perfume de los duraznos me atraparon apenas llegué a los puestos de las frutas. Después de recorrer por puro gusto el mercado durante una hora volví a casa con una bolsa llena de jugosos colores. Casi sin darme cuenta acomodé un durazno y un montoncito de cerezas en esa tabla tomé la cámara y fotografié.

Una sola foto.

 Aún recuerdo el sabor de la cereza llenándolo todo.

Es una foto querida, guardada en la memoria junto al sabor de un tiempo atesorado con alegría.